7 Cosas que Hacer en la Ruta de las Flores

Share

Ruta de las Flores: lo que no puedes dejar de hacer en este bello lugar de El Salvador.

La Ruta de las Flores es el lugar ideal para quienes buscan un recorrido lleno de miradores, con un clima perfecto y con diferentes estaciones en las que puedes ir disfrutando de diferentes espacios turísticos.

Ubicado en la zona occidental, entre los departamentos de Sonsonate y Ahuachapán, El Salvador esconde un recorrido llamado La Ruta de las Flores, una secuencia de varios municipios que conforman un recorrido turístico único y singular.

Con lugares llenos de tradiciones, costumbres y espacios de conexión con el Medio Ambiente, La Ruta de las Flores es un espacio único y hermoso que podrás disfrutar en El Salvador. Pero, para que armes tu hoja de ruta, acá te dejamos algunas cosas que puedes disfrutar en este lugar.

1. Visita Los Chorros de la Calera

ruta de las flores, el salvador

Los Chorros de la Calera son un centro turístico ubicado en el municipio de Juayúa. Este es uno de los lugares más frecuentados y buscados por los turistas que se dan una escapada por la Ruta de las Flores.

El lugar debe su nombre a que se conforma por una sucesión de cascadas que, a su vez, forman parte de una región boscosa, con formaciones rocosas y espacios de zonas verdes que vuelven mucho más maravilloso este lugar, ideal para los amantes de la naturaleza.

Cuenta con un sinfín de desembocaduras de agua, cada una de ellas con su pequeño empozamiento de agua, el cual se convierte en la piscina natural perfecta, además de contar con formaciones rocosas que se han rediseñado para convertirse en senderos por los cuales conducirse.

Para llegar a este lugar debes ubicarte en el centro de Juayúa, desde donde podrás pagar el viaje en mototaxi, el cual te llevará a la entrada del centro turístico. El viaje de regreso también debes hacerlo en mototaxi, los cuales también son un elemento tradicional del lugar.

El lugar puede ser un poco difícil de recorrer para aquellos no tan acostumbrados a caminar en zonas boscosas o rocosas. Pero ha caminos silvestres más accesibles, los cuales te conducen siempre a las cascadas del lugar.

2. Disfruta del Festival Gastronómico de Juayúa

ruta de las flores, el salvador

Siempre en Juayúa, pero esta vez más en ubicado al centro de la ciudad, encontrarás el Festival Gastronómico de Juayúa, el cual se desarrolla todos los fines de semana y durante festividades importantes.

Durante el festival, el casco urbano del municipio se llena de locales de comidas, los cuales ofrecen platillos típicos salvadoreños o de la localidad, así como también comidas gourmet y menú de platillos internacionales y también de bebidas, por supuesto.

Las calles en que se instala este festival abarcan desde la Catedral de Juayúa hasta el Parque Central y sus alrededores. De igual forma, hay espacios de música, ventas de artesanías y el recorrido por el tren artesanal, el cual da la vuelta a la ciudad con guías que te narran la historia del municipio y sus tradiciones.

3. Date una vuelta por La Laguna de las Ranas

ruta de las flores, el salvador

Juayúa también tiene para ofrecerte un lugar ubicado justo en las afueras del municipio. Este es La Laguna de las Ranas, un espacio de conexión con el Medio Ambiente donde podrás disfrutar de un entorno completamente natural.

La Laguna de las Ranas es conocida por la abundancia de anfibios que contiene, los cuales puedes apreciar mediante una visita perfectamente guiada y protegida, evitando que puedas sufrir algún percance o que simplemente puedas perderte en la extensión del terreno.

En esencia, La Laguna de las Ranas es un trayecto de zona boscosa, en el cual podrás ver la enorme diversidad que esta región esconde y donde podrás ser parte de tours y visitas guiadas para una caminata educativa y espectacular.

La Laguna de las Ranas es un Área Natural Protegida por el Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales, por lo que cuenta con una administración altamente supervisada y con personal capacitado para que puedes disfrutar del turismo sin dañar las especies y ecosistemas naturales que guarda.

4. No dejes de visitar Concepción de Ataco

ruta de las flores, el salvador

Salimos de Juayúa y llegamos a uno de los pueblos ideales para hacer turismo histórico en El Salvador. Este se ubica a cinco kilómetros de Apaneca, en dirección al departamento de Ahuachapán y se trata de Concepción de Ataco.

Este pueblo es uno de los que aún preserva vestigios de la lengua náhuat y donde podrás conocer mucho de la historia indígena de El Salvador, así como de sus tradiciones más ancestrales, las cuales aún se preservan y se respetan en esta región.

Cuenta con tres lugares principales que puedes visitar para que tu estadía sea aún más inolvidable, por si el valor cultural y el histórico no es suficiente para ti. Uno de ellos son las Piscinas de Atzumpa, ubicadas a 1.5 kilómetros de Ataco. Cuentan con varias piscinas y un acceso al mirador de la zona, el cual te permite contemplar toda la zona montañosa y volcánica de la zona.

También puedes visitar La Cruz del Cielo Lindo, uno de los miradores más impresionantes y espectaculares, ideales para los amantes de la fotografía, ya que puedes admirar impresionantes atardeceres y puestas de sol. Además, cuenta con una escultura a la que debe su nombre.

Finalmente, Ataco es el lugar ideal para visitar los mejores talleres de telares de El Salvador. Las calles de este municipio están repletas de talleres hogareños donde podrás conocer cómo se fabrican los telares y donde también podrás experimentar su clima fresco y húmedo de esta región de El Salvador.

5. Déjate encantar por Nahuizalco y su tradición histórica

ruta de las flores, el salvador

Si Concepción de Ataco es sinónimo de tradición histórica, Nahuizalco no se queda atrás, siendo otro de los mágicos rincones de la Ruta de las Flores que están llenos de la magia e historia precolonial de El Salvador.

Ubicado a 80 kilómetros de San Salvador, Nahuizalco es el mayor centro indígena de El Salvador. Dentro de sus atractivos se encuentra el Mercado Nocturno, ubicado justo en el centro del pueblo e iluminado por las típicas velas elaboradas por la gente del lugar. Este mercado funciona de 8:00 AM a 1:00 PM y de 2:00 PM a 10:00 PM y es uno de los mejores lugares para adquirir artesanías en El Salvador.

Nahuizalco es también la casa de Los Historiantes, una de las tradicionales danzas típicas de El Salvador, la cual lleva muchos años reuniendo turistas de todo el mundo. Esta danza ofrece una perspectiva de la idiosincrasia y tradición salvadoreña, así como una clara muestra de las raíces indígenas de El Pulgarcito de América.

Los Historiantes es una danza que podrás apreciar, con mayor énfasis, durante las fiestas patronales de Nahuizalco, las cuales se desarrollan del 20 al 25 de junio y que son un atractivo cultural de El Salvador.

6. Cómete una deliciosa yuca frita de Salcoatitán

ruta de las flores, el salvador

Pero, si de comida se trata, hay otro municipio que ofrece la mejor yuca frita y salcochada de todo El Salvador. Este es Salcoatitán. En este lugar, en casi cualquier esquina, podrás degustar de la deliciosa yuca plantada y preparada en esta región, la cual mantiene una temperatura promedio de 22 °C.

Salcoatitán es un pueblo pequeño, pero muy acogedor. En sus calles podrás conocer las tradiciones propias de su gente, contando también con restaurantes artesanales y ventas de artesanías y esculturas elaboradas, principalmente, de barro.

Además, podrás encontrar lugares turísticos especiales como el Vivero Maquilishuat, ubicado justo a la entrada del municipio; la exposición arqueológica que está en al zona central del lugar; el Parque de Salcoatitán, con venta de platillos típicos, yuca y espacios musicales; y el Parque y Restaurante La Colina, uno de los establecimientos más frecuentados por quienes se dejan ir a este precioso paraíso salvadoreño.

7. Enamórate de la vista que ofrecen los miradores de la Ruta de las Flores

ruta de las flores, el salvador

Más allá de los pueblos que te hemos comentado, la Ruta de las Flores cuenta también con impresionantes miradores ubicados a orillas de su carretera, los cuales puedes apreciar haciendo una parada en tu camino y dejándote enamorar por la belleza del paisaje natural de la zona.

Cada uno de estos miradores está debidamente señalizado y vigilado, por lo que puedes tener una estancia segura en el lugar. Además, cuentan con un espacio seguro sin correr riesgos de que el tráfico de la zona signifique algún problema para los turistas que se dejan encantar con las vistas panorámicas que ahí se ofrecen.

También te puede interesar:

7 Cosas que hacer en Ataco

7 Cosas que hacer en Apaneca

7 Cosas que hacer en Juayua

Hoteles y Hostales en Ataco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *