SIMBOLOS PATRIOS DE EL SALVADOR

Share

Cada país se caracteriza por contar con distintivos que los definen y caracterizan como patria. La imagen por la que es conocida fuera de sus fronteras es por medio de cada uno de los símbolos patrios que lo identifica.

Según la Ley de Símbolos Patrios de El Salvador, establece que éstos son:

El Escudo de Armas

Su creación fue dada por el calígrafo salvadoreño Rafael Barraza Rodríguez, quién gracias a un concurso promovido por el Ministerio de Guerra y Marina en 1912, logró que su propuesta triunfara sobre treinta competidores.

El escudo se divide en varias partes, aquí te explicamos algunas:

El triángulo equilátero: Es el símbolo de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad; también representa a los tres poderes del estado (Legislativo, Ejecutivo y Judicial).

Los dos mares abiertos: Son los océanos Pacífico y Atlántico, representan el espíritu de un pueblo en constante cambio y la solidaria comunión con las demás naciones libres.

Los cinco volcanes: Representan la naturaleza volcánica del territorio salvadoreño y las cinco naciones que originalmente conformaron la República Centroamericana (Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica).

El cielo: Lleno de luminosa transparencia, representa la gloria, el heroísmo y el sacrificio por la Libertad.

El arcoiris: Es el símbolo de la paz, el sendero por el cual debe marchar Centro América hacia la consecución de su elevado destino.

El gorro frigio o gorro de la Libertad: Es el símbolo de la liberación del yugo extranjero; coronado por la leyenda que consagró nuestra soberanía “15 de septiembre de 1821”, fecha de la independencia centroamericana.

Las cinco banderas o pabellones: En ellas se conservan los colores de la enseña federal (azul y blanco), la herencia de nuestros próceres y el sueño de Francisco Morazán, de hacer de Centroamérica una sola nación.

Los catorce gajos de los ramos de laurel: Representan a los 14 departamentos de la República y una exaltación de gloria para quienes aspiran al camino de la paz, el trabajo y el progreso.

La leyenda “DIOS, UNIÓN, LIBERTAD”: Está escrito sobre la base que une los ramos que concreta la creencia en un Poder Superior que todo lo gobierna, la unidad y armonía que exige la marcha de la familia salvadoreña hacia un destino mejor y el espíritu libertario del pueblo, que ha preferido la lucha desigual y la muerte, a la subyugación extranjera.

La leyenda “República de El Salvador en la América Central”: Colocada alrededor y en forma circular, es el elemento que menciona e identifica el nombre oficial del país.

El Pabellón o Bandera Nacional

Es un paralelogramo de tela que está compuesto por tres franjas horizontales, la primera y la tercera de color azul y la del centro de color blanco.

Las dos franjas azules simbolizan los dos océanos que bañan Centroamérica: el océano Pacífico y el Atlántico, el color simboliza la paz.

En medio de la franja blanca lleva la leyenda “Dios Unión Libertad” en letras doradas. Si la bandera es utilizada por cualquier individuo u organización que no sea de gobierno como escuelas y edificios públicos.

Si en cambio es utilizada por embajadas y delegaciones de gobierno o todo lo que tienen que ver con el ejército en medio llevará el Escudo Nacional.

Existen algunas banderas que se utilizan en diferentes actos oficiales.

La Bandera Magna tendrá una medida de tres metros y treinta y cinco centímetros de largo por un metro ochenta y nueve de ancho. Debe incluir el Escudo de Armas o Escudo Nacional completo. Esta bandera solo se puede utilizar en celebraciones de sesiones, reuniones o actos en los que estén presentes los tres Poderes del Estado o cuando se celebren fechas patrias.

SUS DIMENSIONES

Las dimensiones oficiales de la Bandera Nacional son: 3.35 metros de largo por 1.89 de ancho, cada franja, 0.63 de ancho.

Los colores de la bandera fueron escogidos por Manuel José Arce cuando lo nombraron jefe de los milicianos salvadoreños que combatieron la anexión de las Provincias Unidas de Centroamérica a México en 1822.

Fue declarada bandera oficial en la mañana del 15 de septiembre de 1912 por el presidente de la República Manuel Enrique Araujo, quién izó la nueva bandera en el asta colocada frente a la Tribuna Presidencial del Campo Marte.

Himno de La República de El Salvador

El Himno Nacional de El Salvador se adoptó como Canción Nacional el 15 de septiembre de 1879, pero fue reconocido hasta el 11 de septiembre de 1953.

Fue compuesto y escrito por Juan Aberle, compositor italiano que llegó al país a fines del siglo XIX dirigiendo una compañía de Ópera y el General Juan José Cañas, poeta y militar.

Fue cantado por primera vez en el antiguo Palacio Nacional el 15 de septiembre de 1879, por los niños, jóvenes de las escuelas y colegios oficiales, así como los ciudadanos.

El Himno Nacional es entonado en cualquier acto cívico, oficial o deportivo que se realiza en el país o en el extranjero cuando participan salvadoreños. Está compuesto de un coro y tres estrofas, aunque solo se acostumbra a cantar el coro.

Para cantarlo es necesario hacerlo de forma seria, con los pies firmes, el pecho en alto y la mano derecha en el corazón.

CORO

Saludemos la patria orgullosos
de hijos suyos podernos llamar;
y juremos la vida animosos,
sin descanso a su bien consagrar.

PRIMERA ESTROFA

De la paz en la dicha suprema,
siempre noble soñó El Salvador;
fue obtenerla su eterno problema,
conservarla es su gloria mayor.

Y con fe inquebrantable el camino
del progreso se afana en seguir,
por llenar su grandioso destino,
conquistarse un feliz porvenir.

Le protege una ferrea barrera
contra el choque de ruin deslealtad,
desde el día que en su alta bandera
con su sangre escribió: ¡¡LIBERTAD!!

SEGUNDA ESTROFA

Libertad es su dogma, es su guía
que mil veces logro defender;
y otras tantas, de audaz tiranía
rechazar el odioso poder.

Dolorosa y sangrienta es su historia,
pero excelsa y brillante a la vez;
manantial de legítima gloria,
gran lección de espartana altivez.

No desmaya en su innata bravura,
en cada hombre hay un héroe inmortal
que sabrá mantenerse a la altura
de su antiguo valor proverbial.

TERCERA ESTROFA

Todos son abnegados, y fieles
al prestigio del bélico ardor
con que siempre segaron laureles
de la patria salvando el honor.

Respetar los derechos extraños
y apoyarse en la recta razón
es para ella, sin torpes ámanos
su invariable, mas firme ambición.

Y en seguir esta línea se aferra
dedicando su esfuerzo tenaz,
en hacer cruda guerra a la guerra;
su ventura se encuentra en la paz.

JUAN JOSÉ CAÑAS.

Otros elementos que son considerados símbolos patrios, aunque no estén establecidos dentro de dicho decreto son:

La Oración a la Bandera

Es una composición que fue escrita en 1916 por el doctor David J. Guzmán.

Se expresa el sentimiento de amor hacia la bandera y su importancia para la construcción de una nación sólida, así como también se inculca el respeto a la bandera por parte de las actuales y futuras generaciones de El Salvador.

Fue reconocida oficialmente e incluida en la Ley de Símbolos Patrios el 28 de febrero del año 2001.

En los actos cívicos generalmente un orador pasa al frente y la dice mientras que el público repite cada frase.

ORACIÓN A LA BANDERA SALVADOREÑA

Dios te salve, Patria Sagrada,
en tu seno hemos nacido y amado;
eres el aire que respiramos,
la tierra que nos sustenta,
la familia que amamos,
la libertad que nos defiende,
la religión que nos consuela.

Tú tienes nuestros hogares queridos,
fértiles campiñas,
ríos majestuosos,
soberbios volcanes,
apacibles lagos,
cielos de púrpura y oro.

En tus campos ondulan doradas espigas,
en tus talleres vibran los motores,
chisporrotean los yunques,
surgen las bellezas del arte.

Patria,
en tu lengua armoniosa
pedimos a la Providencia que te ampare,
que abra nuestra alma al resplandor del cielo,
grabe en ella dulce afecto al Maestro y a la Escuela
y nos infunda tu santo amor.

Patria,
tu historia,
blasón de héroes y mártires,
reseña virtudes y anhelos;
tú reverencias el Acta que consagró la soberanía nacional
y marcas la senda florida
en que la Justicia y la Libertad nos llevan hacia Dios.

¡Bandera de la Patria,
símbolo sagrado de El Salvador,
te saludan reverentes las nuevas generaciones!

Para ti el sol vivificante de nuestras glorias,
los himnos del patriotismo,
los laureles de los héroes.
Para ti el respeto de los pueblos
y la corona de amor
que hoy ceñimos a tus inmortales sienes.

El Ave nacional

EL TOROGOZ

El torogoz o talapo es el ave nacional de El Salvador, fue declarada como tal por un Acuerdo Legislativo que se aprobó el día 21 de octubre de 1999.

Representa el símbolo de la Unidad Familiar, ya que según su especie junto a su pareja crían y alimentan a sus pichones. Actualmente es un ave en peligro de extinción y solo se puede ver en lugares montañosos.

El nombre científico del torogoz es Eumomota superciliosa; es una especie de ave coraciforme de la familia Momotidae. Habita en Centroamérica desde la península de Yucatán hasta Costa Rica.

Su plumaje es de colores llamativos, así como las plumas que cuelgan de su cola.

La Flor Nacional

FLOR DE IZOTE

Es una flor de color blanca que crece de un arbusto que florece mayormente entre los meses de abril y mayo; es común observar que se comercializa en mercados populares o supermercados del país, ya que es también comestible.

Se declaró como uno de los símbolos patrios de El Salvador el 21 de diciembre de 1995 y representa a la flora nacional.

El Arbol Nacional

Existen dos árboles nacionales de El Salvador, los cuales fueron adoptados mediante un decreto legislativo el 1 de septiembre de 1939.

Estos son:

EL MAQUILISHUAT

El maquilishuat o maquilishue: de macuil (cinco); isguat (pétalo), conocido también con el nombre de apamate, posee una belleza suprema y puede alcanzar una altura de hasta 25 metros.

Su follaje es muy espeso y pasa floreando durante la mayor parte del año. Sus flores presentan variables combinaciones de colores entre rosa, naranja y rojo.

Mide hasta 15 metros de altura. Es un árbol reconocido como uno de los más bellos de la región y su madera es una de las más finas de Centroamérica.

El Poder Ejecutivo de la República decretó que el 22 de julio de cada año se insituyera el día del árbol nacional.

EL BÁLSAMO

Es un árbol de la familia papilionáceas que alcanza a veces hasta 17 metros de altura; su corteza es gris y las hojas son pinadas; crece en casi toda América tropical continental.

Posee propiedades estomacales y expectorantes y su perfume es utilizado en la fabricación de ungüentos.

En El Salvador, la zona litoral entre los departamentos de Sonsonate y la Libertad es conocida como “Costa del Bálsamo”.

De igual manera el Poder Ejecutivo de la República decretó que el 22 de julio de cada año se instituyera el día del árbol nacional, al igual que el Maquilishuat.

Todos estos símbolos representan la identidad, los valores y el orgullo del pueblo salvadoreño. La belleza, el amor y el orgullo de ser parte de un país pequeño en extensión pero grande por el carisma, emprendedurismo y ganas de salir adelante.

También te puede interesar:

Independencia de El Salvador
La guerra de las 100 Horas
Maximiliano Hernandez Martinez

11.525 visitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *