Maximiliano Hernandez Martinez

Share

Maximiliano Hernández Martínez nació el 21 de octubre de 1882 en el municipio de San Matías, departamento de La Libertad. Hijo de Raymundo Hernández y Petronila Martínez. Se casó con Concepción Monteagudo con quien procreó ocho hijos: Alberto, Carmen, Esperanza, Marina, Eduardo, Rosa, Gloria y Maximiliano.

Estudió en San Salvador y al finalizar su bachillerato ingresó a la Escuela Politécnica de Guatemala gracias a la ayuda de su tío, Guadalupe Martínez. Ahí obtuvo el grado de subteniente y volvió a El Salvador durante el mandato del presidente Tomás Regalado.

Ingresó a la Universidad Nacional de El Salvador para estudiar Jurisprudencia y Ciencias Sociales, carrera que no terminó por dedicarse a las armas. Pero su decisión fue acertada ya que obtuvo los siguientes asensos:

  • Teniente efectivo el 17 de noviembre de 1903.
  • Capitán, 23 de agosto de 1906. En el mismo año obtuvo el cargo de Capitán mayor durante la guerra con Guatemala bajo las órdenes del General Tomás Regalado.
  • Teniente coronel el 6 de mayo de 1909
  • Coronel el 15 de junio de 1914
  • General de brigada el 27 de junio de 1919

Su destacado servició le abrió las puertas a la vice presidencia de la república en marzo de 1931. Ese mismo año, el 2 de diciembre el presidente Arturo Araujo es depuesto de su cargo luego de un golpe de estado. Martínez asume la presidencia y queda al frente del estado salvadoreño.

Durante su gobierno, Martínez se destacó por ser un mandatario firme y con mucha determinación para imponer las leyes. En enero de 1932, su mandato se vio marcado por una masacre que impactó la historia del país.

Luego del fusilamiento de Alfonso Luna, Mario Zapata y Agustín Farabundo Martí; por habérseles encontrados panfletos que evidenciaban su apoyo al Partido Comunista, el levantamiento tomó fuerza.

Esta acción le costó la vida a un promedio de 25 mil a 30 mil campesinos. El descontento de este sector a las políticas de gobierno de Martínez, fue el detonante de dicho acontecimiento. Luego de la tragedia, se trató de ocultar la situación realizando obras teatrales para persuadir a la población sobre el injusto accionar del mandatario.

Luego de su fatídico inicio, a Martínez se le destacan aspectos positivos que beneficiaron a El Salvador durante su gobierno. Se involucró en cada decisión que se tomaba. Alejó a los militares de la administración civil y bajó los sueldos a los funcionarios de gobierno.

El Estado fue declarado en mora el 23 de febrero de 1932. Para 1938 la deuda neta había sido cancelada en su totalidad y en 1960 se cancelaron los intereses. Decretó la Ley Moratoria que redujo los intereses de los deudores que estaban a un paso de caer en bancarrota. En 1934 creó el Banco Central de Reserva y otorgó una indemnización a los bancos para que dejaran de emitir dinero.

Apoyó a los campesinos con la creación del Fondo de Mejoramiento Social para que pudieran adquirir viviendas con créditos accesibles. Efectuó cambios en la ley de policía y prohibió portar armas de fuego, cuchillos, machetes y hasta hondillas. Aquellos que no tenían un estilo de vida productivo, eran castigados y perseguidos como vagos. La pena por robo consistía en la amputación de una mano.

Apoyó a los militares mediante becas para estudiar en Italia. Financió la construcción de un tanque de guerra y en 1939 convocó a Asamblea Constituyente para hacer una nueva constitución.

A pesar de todos los logros obtenidos durante su mandato, la población se quejaba por los usos excesivos de la fuerza y los métodos represivos poco ortodoxos cargados de violencia y severos daños a la integridad de la persona.

Luego de sus notorias intensiones por continuar al frente del estado salvadoreño después de finalizar su periodo en 1944, la población se alzó mediante una huelga de brazo caídos que logró la renuncia del mandatario.

Tras su renuncia, Martínez huye a Guatemala y busca refugio donde su hermano Guadalupe Martínez.

Posteriormente viaje a Estados Unidos y termina en Honduras. El 15 de mayo de 1966 en el comedor de su residencia en Honduras, Cipriano Morales, motorista de Martínez, lo asesina de 17 puñaladas.

También te puede interesar:

Símbolos patrios de El Salvador
Independencia de El Salvador
La guerra de las 100 Horas

29 visitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *